sábado, 16 de junio de 2012

Nostalgia: Nintendo Entertainment System

En este blog he hablado muy poco sobre videojuegos, pero la verdad es que de niño eran mi gran pasión. De vez en cuando, gracias a los emuladores que pululan por la red, vuelvo a disfrutar de algunos de mis títulos favoritos. He tenido un Spectrum, una NES, una Game Boy y una Super Nintendo, pero cuando me entra el gusanillo casi siempre acudo a la NES. Es la videoconsola que más horas de diversión me ha brindado, y creo que la que más juegos ha sacado, junto con la Play Station. Y eso que no es el soporte de mi juego preferido de videoconsolas, que es Star Wing (de Super Nintendo); pero aún así, raro es aquel, de los que tenemos entre 30 y 40 años, que no ha jugado a algún juego de la NES: The Legend of Zelda, Super Mario Bros, Tetris, Arkanoid, Megaman… solo he nombrado cinco títulos de los más de 700 disponibles, y sin embargo hay más de un 90% de posibilidades de que hayas jugado a alguno de ellos.

A continuación voy a dar un repaso a mis 10 juegos preferidos de NES. Si la lista o los vídeos te traen buenos recuerdos, o si clamas al cielo porque no puedes creer que no haya incluido alguno de tus títulos favoritos, seguramente te habrá picado a ti también el gusanillo. Si es así, no tienes más que bajarte un emulador (mi preferido es Virtua NES), visitar alguna de las páginas que ofrecen sus ROMS (los archivos de los juegos para la emulación), y darle caña.

Nº 10: MEGA MAN

La saga Mega Man ha sido, sin duda, la más exitosa de la NES: nada menos que siete videojuegos llegaron a sacar, siendo la saga más larga de esta videoconsola. Pero lo cierto es que todas son bastante parecidas, y solo van cambiando las mejoras gráficas y las habilidades del personaje. Juegos también famosos por su alta dificultad, y porque ofrecían la posibilidad de elegir el orden en que queríamos pasarnos las fases, se pueden encuadrar dentro del prolífico género de las plataformas. En la red circulan vídeos de avezados jugones que demuestran su habilidad pasándose estos juegos sin perder ni una sola vida, lo cual es una verdadera proeza. La saga Mega Man contaba además con algunas de las mejores bandas sonoras que se han hecho para la NES. Si te incluyes entre los mejores jugadores, cualquiera de los títulos que juegues supondrá un gran reto para ti.

Nº 9: SOLSTICE

Solstice es una de esas maravillas que salen de vez en cuando en el mundo de los videojuegos. En su tiempo fue un bombazo en casi todos los aspectos: su vista isométrica, su complejo diseño, la adicción que creaba el interés por descubrir nuevas habitaciones… No pocos lo consideran el mejor título de la NES. En él adoptamos el rol de un mago que debe encontrar la salida de un laberinto que nos dará bastante dolores de cabeza. Tendremos que hacer uso de nuestro ingenio para avanzar, e incluso ir dibujando un mapa para no perdernos por el gigantesco mapeado del juego. Si Mega Man era un reto para los reflejos, este lo es para la inteligencia. Se encuadra en el género de la aventura, aunque tiene también mucho de plataformas, ya que requiere calcular bien los saltos además de darle al coco.

Nº 8: TECMO CUP SOCCER

Este juego es otra de esas rarezas en las que se combinan varios géneros, y original a más no poder. En teoría es un juego de fútbol, pero en realidad es un RPG basado en la serie Captain Tsubasa, conocida por los españoles como Oliver y Benji; es esa la razón por la que fue un juego muy popular en nuestro país, mientras que en otros pasó desapercibido. Durante el juego, tendremos que jugar varios partidos hasta llegar a disputar el mundial, en el que controlaremos una selección de los mejores jugadores a los que nos hemos enfrentado. Desde el principio controlamos un equipo con una estrella, Robin, que tiene una habilidad especial de tiro (imitando el tiro del águila). El equipo consta de varios jugadores que podemos elegir para enfrentarnos al contrario, cada uno con sus propias habilidades: unos son mejores en el pase, otros en defensa, etc. En cada partido tendrás que usar una táctica distinta para ganar, teniendo en cuenta cuáles son los puntos fuertes y débiles de tus adversarios. A algunos puede resultarle tedioso, pero merece la pena probarlo al menos.

Nº 7: BLUE SHADOW

Este fue el último gran juego que descubrí para la NES, y lo hice ya en emulador. Es un plataformas en el que controlas a un ninja. Me sorprendió lo entretenido que es, y los estupendos gráficos que tiene para ser un juego de NES. Lo malo es que se hace un poco corto si lo comparas con cualquiera de la saga Shadow Warriors (otro plataformas de ninjas). Los enemigos finales son muy originales, y bastante difíciles.

Nº 6: LIFE FORCE

El mejor matamarcianos que tiene la NES. Combina fases de vista lateral con otras de vista vertical. Al principio puede parecer algo difícil, pero conforme le vas pillando el truco se hace muy entretenido; la dificultad es la perfecta para cualquier juego de este estilo. Las fases no solo requieren de un dedo rápido para matar las naves enemigas, sino una gran habilidad para sortear obstáculos y nubes de disparos enemigos. Permite ir eligiendo el arma que quieres usar conforme vas consiguiendo los bonus. Hay fases muy originales, como una en la que atravesamos un túnel de lava, con gráficos espectaculares para la NES. Los enemigos finales están muy bien diseñados, y la banda sonora es de lo mejor para esta consola.

Nº 5: RYGAR

Puede parecer extraño, pero este juego para mí es uno de los mejores que sacaron para la NES. Es casi un desconocido, pero su escasa fama no le hace justicia, ni tampoco el vídeo, ya que en él no se aprecia lo complejo que es. Se trata de una mezcla de RPG y plataformas en el que tenemos que ir descubriendo la localización de determinados objetos para ir avanzando por su extenso mapeado, que combina vista lateral y aérea. A poco que te enganche un poco, te volverás loco buscando el objeto que te hace falta para ver lo que hay más allá de los lugares a los que no tienes acceso porque te falta una cuerda, un garfio o lo que sea que te franquea el paso a esa nueva parte del extenso mundo que aún no has visto. Esa es otra de las bazas del juego: linealidad cero. Puedes vagar por todo lo extenso de su mundo libremente, aunque solo irás descubriendo nuevos lugares a medida que te vayas encontrando los objetos necesarios. Lo peor es la música, que es poco variada y no brilla mucho.

Nº 4: NES OPEN TOURNAMENT GOLF

La NES tiene una gran cantidad de juegos deportivos, algunos tan conocidos como Blades of Steel (hockey sobre hielo) o Track’n Field (los Juegos Olímpicos), pero este está muy por encima de todos. ¡Y eso que es un juego de golf! Y que conste, a mí no me gusta nada el golf, pero este juego engancha una barbaridad. Dispone de tres recorridos distintos de 18 hoyos y varias modalidades de juego, pero lo mejor es que es muy sencillo e intuitivo. A poco que juegues, sabrás qué palos son los mejores en cada hoyo, sabrás aprovechar la fuerza y dirección del viento e incluso es posible que hayas un hoyo en uno; si lo consigues, podrás alardear de ello con tus amigos, ya que estos rarísimos golpes maestros se quedan grabados automáticamente. También irás ganando dinero poco a poco, a medida que vayas quedando en las primeras posiciones de los torneos, y también puedes retar a un solo hoyo a alguno de los participantes, apostando el dinero que has ganado. Una maravilla de juego, muy adictivo, y que os recomiendo aunque no os guste el golf.

Nº 3: SUPER MARIO BROS 3

Casi siempre que alguien publica una lista con los mejores juegos de la historia, este sale entre ellos. Poco se puede decir que no se sepa del que, junto con Super Mario World de Super Nintendo, es considerado el mejor plataformas de la historia. De hecho, creo que el juego fue tan bueno en todos los aspectos que por su culpa la NES se quedó estancada, porque ni uno de los juegos que salió después consiguió superarlo. Un juego que esconde mil secretos, que ofrece horas y horas de diversión (de hecho creo que es el más largo de todos los juegos de NES) y hasta ahora el segundo más vendido de la historia. No merece la pena decir nada más: simplemente, si no lo has jugado, juégalo.

Nº 2: SHADOW WARRIORS

Esta es la saga que de pequeño me tenía enganchado a la pantalla de la tele. Se me caía la baba solamente con las escenas de animación, la historia y la banda sonora, mi preferida de los juegos de NES. Shadow Warriors (conocido también como Ninja Gaiden) es una saga de tres juegos espectaculares, a cual mejor, en los que controlas a un ninja con poderes especiales. Ningún otro juego, de esta u otras consolas, me han hecho meterme tanto en la piel de un ninja como este. De hecho, me acuerdo que de pequeño hasta hice un comic de este videojuego. La acción trepidante que ofrecen las plataformas, junto con lo emocionante de la historia que vas descubriendo y que te atrapa desde el principio, convierten este juego en todo un clásico que no podéis dejar pasar. Mi preferida es la segunda parte, pero merece la pena jugar la saga desde el principio hasta el final, siguiendo la historia.

Nº 1: THE BATTLE OF OLYMPUS

Los que seguís el blog y conocéis el catálogo de juegos de NES, seguro que sospechábais cuál es mi juego favorito. The Battle of Olympus, considerado por muchos como el mejor juego de la NES (otros prefieren el Solstice, el Super Mario Bros 3 o el Zelda), te mete en la piel de Orfeo, que emprenderá un largo viaje para liberar a su querida Helena (no sé por qué no dejarían el nombre original de la leyenda, Eurídice, que suena mucho mejor) de las garras de Hades, el dios de los infiernos. Es un juego que, como ocurría con Rygar, no se puede apreciar en toda su extensión en el vídeo: hay que jugarlo. Se trata de un RPG de vista lateral ambientado en la Grecia mitológica, en cuya historia se combinan las leyendas de varios héroes como Hércules, Teseo y el propio Orfeo, y en el que se da todo un repaso a la mitología clásica a través de una entretenida historia en la  que tendremos que enfrentarnos a monstruos como los sátiros, el cíclope, el minotauro, las sirenas o los centauros, en el que haremos uso de objetos mitológicos como la lira de orfeo o la ocarina con la que Arión llamaba a los delfines, y en el que necesitaremos la ayuda de varios de los dioses del panteón griego, cuyos templos debemos visitar a medida que vayamos recorriendo las ciudades y regiones de Grecia. Es de esos juegos en los que a veces tienes que pararte a pensar cómo puedes avanzar, y en los que puede que te pierdas buscando la persona, lugar u objeto que necesitas para seguir la aventura. Si aún no lo has jugado, te envidio.

5 comentarios:

Terrax el Maestro dijo...

Battle of Olimpus es un verdadero lujo para la vista. A mi personalmente me encantó jugarlo lo poco que lo jugué ya que lo alquilé junto con mi primo un día, y no nos daba para más nuestra economía pero sinceramente estaba realmente genial. Muy divertido :)

Crisoludico CL dijo...

Te hemos otorgado, y esperamos que no te moleste, un CRISOLiebster, un premio que no es más que el reconocimiento por nuestra parte de todo tú esfuerzo por los temas lúdicos.

Puedes encontrarte en http://crisoludico-burgos.blogspot.com.es/2012/06/premios-crisoliebster.html

Un abrazo y sigue haciéndonos disfrutar.

Archimago dijo...

¡Otro premio! A este paso voy a ganar el Pulitzer :P

Muchas gracias, en serio.

lasthome dijo...

Buenas Kathellu, hace tiempo que no me pasaba por la fortaleza y hoy dando un repaso a tus posts me he encontrado con esta lista de NES. La verdad que se nota que conoces las joyas de la 8bits de nintendo. Ya se que en una lista de tan pocos títulos es fácil dejarse alguno... pero has probado el Faxanadu?

Saludos.

Archimago dijo...

Buenas, Lasthome:

Sí que lo he probado. Muchos dicen que es uno de esos juegos que pasaron desapercibidos pero que era un juegazo. A mí personalmente no me ha parecido tan bueno como el Battle of Olympus, pero sí lo pondría en tercer lugar entre los RPG action de la NES.

Para mí, en segundo lugar va un verdadero juegazo de NES que he descubierto hace poco: Magician, de lo más "rolero" que se puede encontrar en esta consola. He pensado incluso en hacerle una reseña en el blog, ya que en nuestro país es un completo desconocido.